hamburger-g79f800410_1920

Obesidad abdominal: tratamiento

Obesidad abdominal. El aumento constante de personas obesas se ha convertido en el motivo de la atención de los médicos, nutricionistas y otros especialistas para solucionar este problema.

Entre los distintos tipos de obesidad, cada vez se detecta más la obesidad abdominal. Es mejor que los pacientes con dicho diagnóstico comiencen a trabajar de inmediato en sí mismos, teniendo en cuenta las recomendaciones del médico.

Signos de obesidad abdominal

La obesidad abdominal se refiere al tipo de obesidad en la que la zona de acumulación de grasa es el abdomen. Como regla general, los hombres padecen esta dolencia.

Según el centro de la lesión, existen dos tipos de obesidad abdominal: subcutánea e intraabdominal. Con el desarrollo de esta última especie, la probabilidad de aparición de enfermedades crónicas es alta. El lugar de acumulación de grasa puede ser no solo la cavidad abdominal, sino también el epiplón y los órganos internos. Utilizando terminología médica, podemos decir que en este caso estamos hablando de obesidad visceral.

¿Por qué es peligrosa la enfermedad?

Las observaciones a largo plazo demuestran que el cuerpo de las personas con obesidad abdominal deja de responder adecuadamente. A la ingesta de glucosa (se desarrolla el síndrome metabólico) y una enfermedad avanzada conduce a la diabetes mellitus. Debido a la aparición de placas de colesterol, comienzan los cambios ateroscleróticos que conducen al ictus e infarto de miocardio.

En mujeres con obesidad abdominal, se producen hormonas sexuales masculinas, que se sintetizan en las glándulas suprarrenales y los ovarios. El desequilibrio hormonal conduce al crecimiento del vello facial e irregularidades menstruales.

Las principales causas del problema incluyen un mal funcionamiento del centro de alimentación y cambios en el estado mental de una persona. En el primer caso, se produce un mal funcionamiento del centro de saturación. Como resultado del uso de diferentes productos en un corto período de tiempo, lo que conduce a una irritaciónexcesiva de las papilas gustativas. Al absorber incluso pequeñas porciones de nuevos productos, las papilas gustativas se activan, despertando el apetito. Como resultado de consumir una gran cantidad de calorías con poca movilidad, aparece la grasa corporal.

potatoes-g90c0e138b_1920

Los cambios en el estado mental son causados ​​por una disminución de los niveles de serotonina. Los pacientes padecen trastornos mentales, como depresión, hiper-excitabilidad e irascibilidad, que están plagados de cambios en la conducta alimentaria de la persona. Cualquier condición estresante ingerida por los alimentos es la causa de la sobrealimentación psicógena.

Otras causas igualmente graves de obesidad abdominal incluyen la herencia, el estilo de vida sedentario y los desequilibrios hormonales.

Qué hacer?

El tratamiento de la obesidad abdominal, como cualquier otro tipo de obesidad, se basa en la alimentación y el aumento de la actividad física. El ejercicio ayuda no solo a quemar el exceso de grasa, sino también a acelerar su metabolismo. Al construir tejido muscular, el nivel de captación de glucosa por las células se normaliza, lo que excluye el desarrollo de diabetes mellitus. Además de todo lo anterior, la actividad física mejora el trasfondo emocional general, actúa como fuente de vitalidad.

remove-g24781d2f0_1920

Un factor importante para una pérdida de peso exitosa es la nutrición especial. Los dulces y productos de harina de la más alta calidad deben excluirse de su dieta. El pan blanco se puede sustituir por pan integral o de salvado. Se recomienda comer verduras, carnes magras y pescados, productos lácteos fermentados y una pequeña cantidad de frutas. Las frutas muy dulces (plátanos, uvas) pueden provocar un nivel alto de azúcar en sangre, por lo que es mejor reducir su consumo.

Para un tratamiento efectivo de la obesidad abdominal, debe someterse a un examen médico completo y luego cumplir con las recomendaciones de un nutricionista. En algunos casos, se recetan medicamentos para mantener el correcto funcionamiento del cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *